El microchip

Home / ...despues de / El microchip

El microchip

El microchip es un pequeño dispositivo que se le coloca al animal bajo la piel mediante un inyector especial. Este dispositivo, del tamaño de un grano de arroz, contiene un código numérico que identifica y localiza a su propietario en cualquier momento. El microchip no puede detectarse a simple vista ni al tacto, hace falta un «lector de microchips» que, además de detectarlo, refleja en un visor el código numérico que contiene.

¿Que es?
El microchip es un circuito integrado: un diminuto chip de ordenador, de un tamaño semejante a un grano de arroz, que lleva programado en su interior un número de identificación. Este chip está dentro de un vidrio suave y biocompatible, lo que elimina prácticamente cualquier reacción alérgica. Es lo bastante pequeño para poder inyectarlo con una aguja hipodérmica. La numeración que contiene no puede ser alterada, e identifica al animal de por vida.

¿Cómo funciona?
Con un lector especial, un scanner que envía al chip una señal de radio para leer ese número personal y único de cada microchip. El número aparece en la pantalla del lector, y la persona que lo está utilizando puede llamar al registro de microchips, dar el número, y saber a quien pertenece el animal.

microchip2

¿Cuándo se puede poner?
Se aconseja esperar al menos a que el animal tenga mes y medio o dos meses. Después de esa edad, en cualquier momento.

¿Le duele cuando se lo ponen?
No. En realidad se pone como una vacuna, aunque hay perros muy sensibles, o muy «listos», que seguramente se quejarán muchísimo mirando al dueño como si estuvieran protagonizando un drama horroroso. No te dejes tomar el pelo.

¿Donde se lo ponen?
Se inyecta bajo la piel generalmente cerca del cuello.

la-importancia-del-chip-para-perros-y-gatos-620x400

¿No es peligroso que lleve eso dentro del cuerpo?
No. Va totalmente recubierto de un material bio-compatible, y su tamaño es minúsculo.

¿Es obligatorio ponérselo?
La ley obliga a identificar a los animales de compañía, incluso a los gatos que no salen de casa. En algunas comunidades se acepta el tatuaje o el microchip como método de identificación, pero la tendencia es a exigir el microchip en cualquier caso, y hay comunidades que ya lo hacen. Puedes recibir una multa si tu animal no está microchipado.

¿Cúanto dura el microchip?
El microchip está diseñado para estar operativo durante toda la vida del perro, y como media dura unos 25 años. No necesitan reemplazarse, y no tiene ningún sistema de carga.

¿Que problemas puede tener un micochip?
El microchip, en circunstancias muy extraordinarias, puede moverse de sitio (se llama «migrar») o volverse ilegible. Ambas cosas pueden prevenirse prefectamente si en cada revisión anual tu veterinario le pasa el lector para comprobar que todo está en orden.

 

¿En todas partes hay lector de microchips?
No. Por desgracia, el lector de chip cuesta dinero, y no todos los refugios pueden permitirse comprar uno, ni todos los Ayuntamientos lo consideran necesario en sus perreras municipales. En general, quienes sí que tendrán siempre un lector son los veterinario

¿Hay algún otro medio de asegurar que me lo devuelven?
Lo más rápido para que un animal perdido vuelva a casa es una chapa con dos números de teléfono colgada del collar, pero lo más seguro es el microchip. La chapa puede caerse, que ese día no lleve el collar puesto porque estaba dentro de casa, que se lo roben para aprovecharlo para el perro propio (lo hacen) y dejen al animal sin indentificar, etc.